Paseo por la prehistoria

   Después de que la vida me arruinara (a todo cerdo le llega su San Martin) y tener que volver al monte a vivir de recoger frutos secos, pude regresar.
   Al volver de la prehistoria me encontré con una máquina (creo que la llaman Tablet; es como un pizarrín pero basta con el dedo para hacerla trabajar, por eso la llaman digital) que habían inventado los hombres, que me permite:
   -mandar guasáp
   -leer correo
   -consultar la wikipedia, y
   -ver la tele.
Desde ella puedo:
- llevar la agenda
- llamar por teléfono
- recibir mails
- navegar
       - para leer la prensa
       - para ir al banco
       - para ir al cine
       - para ir al concierto
       - para ir a museos
       - para ver la tele
       - para ir a la biblioteca
   Curiosa y útil máquina, aunque veo que se usa muy mal: los guasáp se escriben fatal, nadie cuida la redacción, es como si alguien al hablarte con la boca llena te lloviese todo de miguitas; el correo, que permite lo mismo pero de forma más seria, apenas se usa; la wikipedia apenas se conoce, pero las redes de cotilleos proliferan como setas; y en la tele, en vez de ver pelis y documentales, se ve fútbol y toros.
   Pasó lo mismo con los otros dos inventos del ser humano: los coches y la tele. No aprendemos. Y es una pena.
   Porque aprender é unha arte.

Acerca de admin

Ponferrada 1953
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.