Reset

Resetar, reiniciar, reinicializar, repensar la historia toda y el pensamiento y la lengua toda con la que expresar nuevos conceptos que la informática y el cambio de los tiempos nos ha traído.

Conviene unir criterios sin esperar a las Academias de la Lengua que, por razones obvias de tamaño y función, siempre van a ser más lentas que la sociedad cambiante.

Reset, resetar en castellano aunque no admitido aún por la Academia de la Lengua, hace referencia al reiniciado brusco que se debe inferir a un equipo informático cuando se queda “colgado”. Reset, “reponer” en traducción literal, es una especie de nueva oportunidad. Y un recurso ampliamente explotado por los programadores cuando han de ir cotejando cada línea de programación nueva a base de reinicios que confirmen su operatividad.

Tengo para mí que los dos inventos que mejor resumen el cúmulo de cambios que nos toca vivir son: la informática y los móviles. Me gusta ver en la informática un resumen de todos los adelantos humanos que desde el Renacimiento hasta hoy se han operado, pasando por la revolución industrial, el motor de vapor, la electricidad, la telefonía, la televisión y la automoción. Y pasando igualmente por la constatación del inmenso fracaso que las sucesivas guerras mundiales han puesto sobre la mesa: somos incapaces de convivir pacíficamente si no establecemos de entrada dicha meta como deseable. Los humanos parecemos mostrar una infinita tendencia a la destrucción, sobre todo de los bienes ajenos.

El segundo invento, el móvil, viene a resumir la aplicación de la informática a la vida cotidiana: desde permitirnos comprar-vender acciones desde el borde de la piscina, avecindados con un cubata, hasta conectar el GPS y decirle al auto: llévame.

Son muchos los cambios que esos dos inventos aportan como para pedirle al infeliz humano que los asuma con racio-naturalidad. Habrá que esperar mucho tiempo hasta que seamos capaces de integrarlos en nuestras vidas sin aspavientos. Hasta entonces tenemos la inmensa virtud de poder estudiarlos desmenuzándolos. Siempre dispuestos, eso sí, a reconocer que lo estamos haciendo mal y que, ante determinados aspectos, hay que resetar.

amancio delgado 13-12-2009 (calendario gregoriano), 4636 (calendario chino)
retoque último 24-4-2010 (calendario gregoriano), 4637 (calendario chino)

Acerca de admin

Ponferrada 1953
Esta entrada fue publicada en opinión. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.